Defensa Penal en DC

Cualquier acusación penal (o criminal) en Washington DC, así como en el resto del país, es una situación muy seria. El ser investigado y acusado de un crimen es algo que puede detener la vida de cualquiera y cambiar drásticamente su futuro. Las acusaciones penales no se toman a la ligera, pueden dejar una marca en su historial que resulta en la pérdida de oportunidades laborales, migratorias, entre otras.

Es muy importante que se comunique con un penalista experimentado si usted, o un ser querido ha sido acusado o esta siendo investigado por un delito. Incluso quienes son inocentes deben hablar con un abogado, ya que muchas personas inocentes han sido injustamente encarceladas, por no contar con una buena defensa que sepa navegar las leyes criminales de Washington DC.

Abogado Penalista en Washington DC

Los abogados penalistas tienen mucha experiencia y un gran número de casos exitosos en las cortes de Washington D.C. Han defendido a muchas personas acusadas de todo tipo de delitos, desde los menores hasta los más graves, incluyendo DUI.

El equipo de penalistas ha tenido mucho éxito defendiendo a sus clientes de acusaciones de crímenes en Washington DC, Virginia y Maryland; incluyendo delitos locales, como los federales. La magnitud del ramo legal es cubierta por un equipo bien balanceado.

Representación Legal para Inculpados

Es muy importante que el inculpado cuente con representación legal profesional y bien calificada para defender su caso, su nombre y su futuro. Un buen penalista tendrá las herramientas para confeccionar una estrategia de defensa y anticipar las acusaciones y pruebas con las que intentarán probar que el acusado es culpable.

Usted tiene la tranquilidad de contar con el equipo de abogados calificados en juicios criminales, quienes emplearan su experiencia y conocimientos legales para brindarte la mejor defensa legal posible.  Llame al (202) 888-2115 para consultar sin costo con un abogado de Washington DC y los alrededores.

Qué Hacer si es Detenido por la Policía

Es importante que llame a un abogado lo antes posible, ya que así se previenen muchos problemas en el futuro. Si Usted es sorprendido por un oficial, conserve en mente lo siguiente:

  1. Todo lo que Usted le diga a un oficial gubernamental, sea local o federal podrá y será usado en su contra durante el proceso de su caso. Tratar de “aclarar las cosas” sin antes asesorarse con su abogado puede conducir a los oficiales a manipular sus palabras.
  2. La mayoría de las pruebas utilizadas por la fiscalía se reunieron en las etapas iniciales de la investigación. Un abogado penalista puede proteger sus derechos constitucionales, por ejemplo mediante la prevención de registros e incautaciones ilegales, durante estas primeras etapas de la investigación. Además, como los fiscales reúnen pruebas para presentar el caso en su contra, su abogado puede conservar las mismas pruebas, pero para apoyar su defensa.
  3. Los fiscales a menudo impulsan al juzgado a poner la sentencia máxima. El abogado ha demostrado ser muy eficaz negociando la reducción de los cargos y la reducción de una larga condena, a una más ligera, inclusive consiguiendo libertad condicional en vez del tiempo de cárcel. Cuando el caso es imposible de despedir y luchar por la inocencia no es un movimiento legal prudente bajo la luz de la evidencia, un negociador hábil es indispensable para alcanzar el resultado óptimo legal.